El Fútbol Club Barcelona -en pleno y con sus más importantes figuras- visitó Venezuela en tres ocasiones: 1953, 1957 y 1982. Los petrodólares hacían milagros.

La primera visita del FC Barcelona fue en 1953, en pleno gobierno militar y con un país que se podía permitir el lujo de mover equipos de clase mundial, para una “Pequeña Copa del Mundo”, un torneo organizado por la empresa “Venezuela Deportiva”, que trataba de traer a Venezuela a los mejores clubes de fútbol de América del Sur y Europa.

Durante sus seis primeras ediciones, de 1952 hasta 1957, se presentaron diferentes equipos tanto europeos como latinoamericanos. Pero el deporte dominante en Venezuela era -y es- el béisbol y el fútbol era cosa de algunas colonias europeas.

 

Visita 1953: Un equipo agotado termina derrotado

La Caracas de 1953 muestra actividad por todas partes. En la zona comercial de Sabana Grande se inaugura el cine Radio City y la cafetería El Gran Café. Ese mismo año se inaugurarían los hoteles Del Lago en Maracaibo y Tamanaco en Caracas, así como la Autopista Caracas – La Guaira.

El 11 de julio comenzó la Pequeña Copa del Mundo (Copa Coronel Marcos Pérez Jiménez). Participaron el SC Corinthians de Brasil, el AS Roma de Italia, el FC Barcelona y una selección venezolana.

Se llevó la copa el SC Corinthians, segundo lugar para el AS Roma, tercero para el Barça y de última, la selección criolla. Por los azulgrana jugaron: Velasco, Segarra, Boisca, Seguer, Bosch, Flotats, Gracia, Arosemena, Moreno, Kubala, César y Basora.

Una enorme delegación de catalanes exiliados fue a recibir al equipo al Aeropuerto Internacional de Maiquetía, próximo a Caracas. El recinto se llenó de banderas catalanas, lo que no alegró en demasía a las autoridades diplomáticas españolas. El equipo llegó cansado y cansado se fue.

Visita 1957: Un premio para engordar la vitrina

Un año que comienza bien, pero termina bastante agitado. Si bien en marzo el país era tan paradisíaco que hasta Walt Disney estaba de paseo por estos lados, en diciembre el dictador Pérez Jiménez tenía los días contados. El 23 de enero del año siguiente huiría de Venezuela.

Esta fue la quinta y última edición de la llamada Pequeña Copa del Mundo. En junio se reunieron en el campo de la Universidad Central de Venezuela (Caracas) los siguientes equipos: Barcelona (ES), Sevilla (ES), Botafogo de Río de Janeiro (BR) y Nacional de Montevideo (UY).

El Barça se proclama campeón, al ganar 4 juegos de 6. Segundo lugar para el Botafogo de Brasil, tercero para Sevilla y último para el Nacional uruguayo.

Como sucedió en la visita anterior, cientos de catalanes fueron al aeropuerto a recibir el club. Joan Gols Soler, barcelonés y culé de corazón, testigo de esos hechos, mencionaba al rcordar esta visita que varios paisanos “no bajaban a Maiquetía a ver al equipo sino ‘tocar els nassos’ (tocarles las narices, molestar) a la gente del consulado español”.

Por el Barcelona estuvieron Ramallets, Oliveira, Brugué, Segarra, Vergés, Gensana, Basora, Villaverde, Eulogio Martínez, Sampedro, Evaristo, Tejada.

 

 

Visita 1982: Un Barcelona-Real Madrid a puerta abierta y estadio casi vacío

Barcelona y Real Madrid, los protagonistas del clásico más importante del fútbol en España y en el mundo, se encontraron sólo una vez fuera de su país y fue en el estadio Farid Richa de Barquisimeto (estado Lara, a 400 kilómetros de Caracas) por la copa Presidente de la República, Luis Herrera Campíns, entre mayo y junio de 1982.

Además de catalanes y merengues, Porto FC de Oporto (PT) e Inter de Milán (IT) también acudieron a la reunión en Barquisimeto para darle vida a un cuadrangular de circunstancias.

El 30 de mayo de 1982, en un partido que no tuvo ninguna trascendencia en España, se enfrentaron merengues y culés.

Al final se impuso el Real Madrid por 1-0 gracias a un gol de Vicente del Bosque, quien terminó siendo entrenador del Real Madrid y de la Selección Española. El duelo tuvo poca repercusión en España, que en aquellos días vivía sumergida en el arranque del Mundial ’82 (13 de junio) y en la inminente firma de Diego Armando Maradona por el FC Barcelona (4 de junio).

El torneo, finalmente, se lo llevó el Inter de Milán, que en la final derrotó al Porto FC en la tanda de penaltis (3-1).

FC Barcelona: Amador; Gerardo, Migueli, Olmo, Ramos (52. Valor); Zuviría (52. Morán), Moratalla, Estella (75. Salva), Landáburu; Simonsen (52. Clos) y Carrasco. Entrenador: Udo Lattek.

Hoy resulta impensable, pero de acuerdo a una de las fuentes consultadas -Eliezer Pérez, especialista en el manejo de historias y estadísticas del futbol venezolano- menos de 50 personas presenciaron el partido. Solo para contrastar, el diario El País de España, en su edición del 18 de octubre de 2019 calculó en 650 millones de personas en 180 países la audiencia televisiva de “El Clásico”: Superior al Super Bowl o la Final de la Champions. Y aquí, jugaron a puertas abiertas…

Fuentes: https://eliezerperez.wordpress.com/

Fotografía avión: FC Barcelona. Visita de 1957. © FC Barcelona.

Otras fotos: Visita de 1957. El equipo acompañado por aficionados catalanes residentes en Venezuela. Fotos: Centre Català de Caracas.